Cuidados del oído

cuidados del oido

Con el fin de entender los cuidados del oído. Te decimos algunos consejos útiles que pueden guiarte a un mejor cuidado del oído.

Consejos para los cuidados del oído

¿La cera es mala?

Muchas personas piensan que la cera que se produce en el canal auditivo, es algo malo. Pero, esto es falso. La cera tiene funciones importantes como proteger la piel del canal auditivo, asiste a la limpieza y lubricación, y es una protección de las bacterias, insectos y el agua.

Cómo limpiar los oídos

Los oídos no son necesario limpiarlos. La cera no se produce en la parte profunda del canal auditivo, sino en el parte externa de este canal. Se la cera no se limpia, esta migra naturalmente fuera del oído por el movimiento de la mandíbula. Insertar los conocidos cotonetes u objetos puntiagudos en el oído solo empujarán la cera hacia el interior del conducto o puede resultar alguna lesión en la pared del canal o en el tímpano. Así, solo utilice un paño limpio para la limpieza del oído exterior después de bañarse.

Si deseas más información acerca de limpieza de oídos, toque el enlace.

Utilice tapones para los oídos con ruidos fuertes

El estar sometido a ruidos fuertes por trabajo o en ambientes ruidosos puede provocar pérdida de la audición producida por estos ruidos.

El uso de tapones es cómodo y fáciles de usar. Existen algunos tapones para los oídos que permiten escuchar conversaciones, pero a la vez pueden reducir niveles de ruido perjudiciales.

No utilice dispositivos de audio en alto volumen

Según datos de la OMS, las personas pueden sufrir pérdida de la audición por el ruido debido al uso de dispositivos de audio.

Si eres de las personas que utilizan audífonos para escuchar música. Es recomendable utilizar los audífonos a no más del 60% del volumen por lapsos de 60 minutos. El uso de estos artefactos son muy peligrosos, ya que encajan directamente al lado del tímpano.

Descanse sus oídos

Si normalmente está expuesto a ambientes ruidosos, sus oídos necesitan de tiempo para recuperarse. Si puede tome descansos del ruido por 5 minutos cada cierto tiempo para que sus oídos pueden descansar.

Deje de utilizar cotonetes o hisopos de algodón

Es muy común que la gente utilice hisopos de algodón para la limpieza de oídos. La cera en los oídos no solo es normal, si no también importante. La cera tiene una función auto limpiante, y esta impide que polvo o partículas nocivas entren al canal auditivo.

Si siente exceso de cera, solo limpie alrededor del canal auditivo con una paño o toalla limpia suavemente.

Seque sus oídos después de nadar

¿Alguna vez se le ha metido agua a los oídos después de estar en una piscina? A muchos personas les ha pasado. Si le ocurrió esto puede ayudar al oído a desalojar el agua inclinando su cabeza hacia el suelo y sacudirla o puede estirar el lóbulo de la oreja mientras realiza movimientos con la mandíbula de abrir y cerrar. Sin embargo, a veces el agua no pueden ser liberada y pueden causar infección produciendo síntomas como comezón, dolor o sensación que la oreja está tapada.

Realice chequeos periódicos a sus oídos

Cuando asista con su médico pídale que realice pruebas de audición en sus chequeos regulares.

Cuidados del oído, ¡Cosas que no debe de hacer!

  • No inserte ningún objeto puntiagudo o hisopos de algodón, ya que estos pueden empujar la cera al canal auditivo. Si la cera se acumula se pueden impactar causando tapones de cera. Ademes, pueden dañar el tímpano y causar problemas de audición.
  • No utilice la terapia de las velas para los oídos. Algunas investigaciones han demostrado que esta terapia no tiene ningún beneficio en la eliminación del cerumen y que en ocasiones pueden causar lesiones.

¿Tapón de cera?

Los oídos no deben de ser limpiados. Sin embargo, en ocasiones no debe de ser asi. Los oídos deben de limpiarse cuando se acumula exceso de cerumen y causa malestares, pero esto debe de ser realizado por un médico.

Los oídos tapados de cera pueden causar síntomas como:

  • Dolor de oídos o sensación de que el oído está tapado
  • Pérdida de la audición que pueden progresar con el paso del tiempo
  • Zumbidos en el oído
  • Olor o secreción
  • Tos

Si experimenta alguno de estos síntomas, es necesario acudir con un médico.