Operación de Nariz: Lo que debes saber

Operación de narizObjetivo de la operación de nariz: Mejorar la forma y función de la nariz

Cada año, miles de personas se someten a una operación de nariz. Este tipo de cirugías puede realizarse por motivos cosméticos, o una combinación de procedimientos para mejorar la forma y la función de la nariz. También puede servir para aliviar o curar problemas nasales de respiración, corregir deformidades de nacimiento o lesiones, o para mejorar problemas de la edad como el desarrollo de una nariz caída.

Pacientes que están considerando una operación de nariz por cualquier motivo deberían acudir con un otorrinolaringólogo, ya que es un especialista en las funciones de las vías nasales, además de contar con conocimientos estéticos de la nariz. Esto asegurará que la calidad de la respiración, así como la apariencia de la misma, sean prioridades.

¿Una operación de nariz cosmética puede crear la nariz perfecta?

Una operación de nariz estética, también conocida como rinoplastia, refina la forma de la nariz, dando un balance y armonía junto con las otras características faciales. Debido a que la nariz es la característica más prominente en la cara, incluso una pequeña alteración puede incrementar sustancialmente la apariencia.

La rinoplastia por sí misma no puede darte un perfil perfecto, hacer que luzcas como alguien más, o mejorar tu vida personal.

Antes de la cirugía, es muy importante que el paciente tenga un entendimiento claro y realista de qué tipo de cambio es posible, así como los riesgos y limitaciones del procedimiento.

El tipo de piel, trasfondo étnico, y la edad, estarán entre los factores considerados antes de la cirugía. Excepto en casos de problemas de respiración severos, los pacientes jóvenes usualmente no son candidatos hasta que sus narices crecen en su totalidad, a los 15 o 16 años de edad.

Para cambiar la forma de la nariz, se levanta la piel, permitiendo al cirujano remover o reacomodar el hueso y cartílago. La piel vuelve a ponerse en su lugar y se sutura sobre el nuevo marco. Un retenedor nasal en el exterior ayuda a la nariz a retener la nueva forma durante el proceso de recuperación. Si se acomoda material suave y absorbente dentro de la nariz para estabilizar el tabique, normalmente será removido la mañana después de la cirugía. Los vendajes nasales y retenedores usualmente se remueven de 5 a 7 días después de la cirugía.

¿Cuándo considerar una operación de nariz para corregir problemas nasales?

Millones de personas sufren problemas nasales de forma recurrente. Esto puede ser indicativo de problemas crónicos respiratorios que no responden bien al tratamiento ordinario. El bloqueo puede estar relacionado con anormalidades estructurales en el interior de la nariz, o debido a inflamaciones causadas por alergias y virus.

Hay un gran número de causas de obstrucción nasal. Un tabique desviado puede estar roto o doblado como resultado de un crecimiento anormal o lesión. Esto puede cerrar parcial o completamente una o ambas fosas nasales. El tabique desviado puede ser corregido con un procedimiento quirúrgico llamado septoplastia. Los cambios estéticos en la nariz con frecuencia son realizados al mismo tiempo, en un proceso combinado llamado septorinoplastia.

¿La operación de nariz puede corregir una nariz problemática y envejecida?

La edad es una causa común de obstrucción nasal. Esto ocurre cuando el cartílago y la nariz y su punta se debilitan por la edad y desarrolla una caída por la gravedad, causando que los costados de la nariz se colapsen hacia adentro, obstruyendo el flujo del aire. Respirar por la boca, o una respiración ruidosa y con restricciones es común.

Trata levantar la punta de tu nariz para ver si mejora tu respiración. De ser así, el adhesivo externo nasal que es utilizado por atletas pudieras ser de gran ayuda. También puedes asesorarte con un otorrinolaringólogo acerca de la septoplastia, lo cual involucrará recortar, dar nueva forma o reposicionar porciones del cartílago y hueso del tabique.

¿Qué tratamiento se recibe con una nariz rota?

Moretones alrededor de los ojos y/o una nariz torcida después de una lesión usualmente indican una nariz fracturada. Si los huesos lucen torcidos hacia un costado, atención médica inmediata es lo ideal. Pero una vez que la inflamación distorsiona la nariz, es mejor esperar 48-72 horas para la cita con el doctor. Esto ayudará al especialista a evaluar mejor su nariz después de que la inflamación haya disminuido.

Para huesos desplazados de forma muy marcada, los cirujanos frecuentemente intentarán regresar los huesos nasales a una posición más derecha bajo anestesia local o general. Esto usualmente se hace entre siete y diez días después de la lesión, para que los huesos no sanen en una posición incorrecta. Debido a que muchas fracturas son irregulares y no regresaran por si mismas a su lugar, el procedimiento es exitoso sólo la mitad de las veces. El desacomodo de la nariz como resultado de una lesión con frecuencia resulta en problemas para respirar, por lo que una operación de nariz puede ser la recomendación ideal.

¿Mi seguro de gastos médicos cubre la operación de nariz?

Usualmente el seguro no cubre cirugías estéticas. Sin embargo, la cirugía para corregir o mejorar la función de respiración, una deformidad mayor, o lesión, la mayoría de las veces es cubierta al 100%.