Otitis media crónica

otitis media cronica¿Qué es la otitis media crónica?

La otitis media crónica puede ocurrir debido a algunos problemas a largo plazo con el oído medio, como:

  • Un agujero (perforación) en el tímpano que no cicatriza
  • Una infección en el oído medio (otitis media) que no mejora o reincide.

Oído medio

El oído medio es una pequeña cámara ósea con tres huesos diminutos – el martillo, el yunque y el estribo los 3 se encuentran cubiertos por el tímpano. El sonido pasa del tímpano a través de los huesos del oído medio hasta el oído interno, donde se crean los impulsos nerviosos para la audición. El oído medio está conectado a la parte posterior de la nariz y la garganta por la trompa de Eustaquio, un paso estrecho que ayuda a controlar el flujo de aire y la presión dentro del oído medio. El oído medio puede inflamarse o infectarse cuando la trompa de Eustaquio se bloquea, por ejemplo, cuando alguien tiene un resfriado o alergias.

oido medio - huesosCausas de otitis media crónica

Cuando el fluido permanece en el oído medio, la condición se llama otitis media serosa crónica.

A veces una infección del oído medio causa un agujero (perforación) en el tímpano. Un agujero que no se cura dentro de seis semanas se llama otitis media crónica. Este problema puede tomar una de tres formas:

  • Otitis media crónica no infectada. Hay un agujero en el tímpano, pero no hay infección o líquido en el oído medio. Mientras el oído permanezca seco, las orejas media e interna pueden permanecer estables durante años. La reparación del agujero sólo es necesaria para mejorar la audición o para prevenir la infección.
  • Otitis media crónica supurativa. Esto ocurre cuando hay un agujero en el tímpano y una infección en el oído medio. Fluido turbio y, a veces, olor fétido drena a través de la abertura. El tratamiento con antibióticos generalmente ayuda a eliminar la infección activa.
  • Otitis media crónica con colesteatoma – Un agujero persistente en el tímpano a veces puede dar lugar a un colesteatoma, un crecimiento (tumor) en el oído medio de las células de la piel y los desechos. Un colesteatoma también puede formarse cuando no hay agujero, pero la trompa de Eustaquio está bloqueada. (Los colesteatomas congénitos están presentes al nacer y no son causados por un agujero.) La causa exacta no se conoce, pero el tímpano está intacto. Los colesteatomas pueden causar pérdida auditiva y son propensos a infectarse, lo que puede causar el drenaje del oído. Los colesteatomas crecerán lo suficiente como para erosionar las estructuras del oído medio y el hueso mastoideo detrás del oído medio.

Complicaciones

Los problemas con el oído medio, como líquido en el oído medio, un agujero en el tímpano o lesión en los pequeños huesos del oído medio, pueden causar pérdida de la audición. En raras ocasiones, las infecciones en el oído medio pueden propagarse más profundamente dentro del oído interno, causando una pérdida auditiva neurosensorial y mareos. Las complicaciones raras, pero serias, incluyen infecciones del cerebro, tales como un absceso o meningitis. Una infección crónica y un colesteatoma también pueden causar lesiones en los nervios faciales y la parálisis facial.

Otitis media crónica en niños

Los niños son más propensos a contraer infecciones del oído medio. Debido a esto, también son más propensos a desarrollar otitis media crónica. Los médicos creen que los niños tienen un riesgo especialmente alto de todos los tipos de infecciones del oído debido a varios factores, incluyendo:

  • Sistema inmaduro inmune (lucha contra las infecciones)
  • Alergias no diagnosticadas
  • Tubos de Eustaquio que son más pequeños y menos angulados en comparación con los adultos
  • Las adenoides inusualmente grandes o infectadas (masas de tejido que combate la infección en la parte posterior de la nariz, cerca de la abertura de las trompas de Eustaquio)
  • Exposición al humo del cigarrillo
  • Asistencia a la guardería

Síntomas

Una persona puede tener otitis media crónica causada por un agujero persistente en el tímpano durante años sin síntomas o sólo pérdida leve de la audición. Puede haber dolor o molestia leve en el oído. Cuando el oído medio está infectado, el líquido se escurrirá de la oreja y la pérdida de audición puede empeorar.

Los síntomas que pueden ser un signo de una condición más grave, y que requieren atención inmediata, incluyen:

  • Dolor severo, mareos y lesión del nervio facial (debilidad facial)
  • Hinchazón, sensibilidad y enrojecimiento detrás de la oreja, lo que puede indicar propagación de la infección en el hueso mastoideo (mastoiditis)
  • Fiebre, dolor de cabeza y confusión

Diagnóstico de otitis media crónica

Un médico le preguntará sobre un historial de infecciones de oído, tratamientos utilizados y cualquier cirugía de oído previa. El médico también querrá saber sobre cualquier medicamento que se esté tomando para tratar un problema de oído, incluyendo el tipo, la dosis y la duración del tratamiento.

El médico puede sospechar que la otitis media crónica se basa en un historial de infecciones de oído  y/o drenaje auditivo persistente. Para confirmar el diagnóstico, él o ella buscará dentro del oído con una luz especial llamada otoscopio y puede tomar una muestra de líquido de drenaje para ser examinado en un laboratorio.

En algunos casos, el médico de atención primaria puede derivar a un otorrinolaringólogo, un médico especializado en el tratamiento de trastornos de las orejas, la nariz y la garganta. Si el otorrinolaringólogo sospecha mastoiditis o un colesteatoma, pueden ser necesarias pruebas adicionales. Estos podrían incluir radiografías, una tomografía computarizada, o una resonancia magnética. Si hay alguna preocupación de que la audición puede haber sido afectada, se puede evaluar mediante una prueba llamada audiograma.

Duración esperada

La duración de los síntomas varía. El tratamiento antibiótico de la infección causante de la otitis media crónica puede ser suficiente para detener el drenaje de la oreja. A veces, a pesar de los antibióticos apropiados, la infección continúa, y la cirugía puede ser necesaria para quitar el tejido infectado y reparar la perforación del tímpano y cualquier lesión de los huesos diminutos en el oído. Un colesteatoma generalmente tiene que ser removido quirúrgicamente.

Prevención

Una de las mejores maneras de prevenir la otitis media crónica es tener cualquier infección del oído tratado con prontitud. Un niño con problemas crónicos de la trompa de Eustaquio puede necesitar tubos especiales (tubos de timpanostomía) insertados en sus tímpanos para prevenir infecciones repetidas del oído permitiendo que el aire fluya normalmente en el oído medio.

Después de que una infección se aclare, un tímpano perforado puede necesitar ser reparado para prevenir otra infección.

Tratamiento

La otitis media crónica supurativa suele tratarse con antibióticos tomados por vía oral y con gotas para los oídos antibióticos. Además, el médico aspirará el líquido del oído medio que está drenando. La mayoría de las infecciones se aclararán con este tratamiento a menos que haya un colesteatoma. Un colesteatoma puede causar infecciones repetidas y con frecuencia debe ser eliminado con la cirugía.

Cuando una infección crónica del oído se extiende más allá del oído medio hasta el hueso mastoideo (la porción de hueso detrás del oído medio), puede ocurrir una infección grave llamada mastoiditis. Los antibióticos administrados por vía intravenosa a menudo pueden aclarar esta infección, pero la cirugía puede ser necesaria.

Tratamiento quirurugico

Un médico puede recomendar la cirugía para reparar un agujero persistente en el tímpano. Sin embargo, en algunos casos, el agujero se deja abierto porque puede actuar como un tubo de timpanostomía para permitir que el aire fluya a través del oído medio y posiblemente prevenir más infecciones.

La cirugía suele ser necesaria para corregir una perforación persistente del tímpano o para eliminar un colesteatoma. Después de esta cirugía, la infección casi siempre desaparece. Si el retorno total de la audición depende de la extensión del daño y de lo bien que la oreja se recupera después de la cirugía.

Cuándo acudir con un especialista en oídos

Llame a su médico de inmediato si usted o su hijo desarrollan una descarga turbia o maloliente de uno o ambos oídos o tiene dificultad para oír. También, busque atención de emergencia para la fiebre, hinchazón, sensibilidad o enrojecimiento detrás de la oreja, dolor de oído persistente o severo, mareos, dolor de cabeza, confusión o debilidad facial.