Poliposis nasal

Poliposis nasal¿Alguna vez has sentido que tienes un resfriado que no desaparece? La congestión nasal que parece no ceder, incluso con medicamentos para el resfriado o alergias que no requieren receta médica, puede deberse a poliposis nasal o pólipos nasales.

¿Qué son los pólipos nasales?

Los pólipos nasales o la poliposis nasal son crecimientos benignos (no cancerosos) que se forman en el revestimiento de los conductos nasales y los senos paranasales (pequeñas cavidades llenas de aire ubicadas en los huesos faciales). Se desarrolla un pólipo cuando las membranas mucosas de la nariz o los senos se inflaman  por un largo periodo de tiempo. Cuando los pólipos crecen lo suficiente, pueden bloquear los conductos nasales y los senos paranasales y provocar infecciones sinusales y problemas respiratorios.

Causas de poliposis nasal

Los pólipos nasales crecen en el tejido inflamado de la mucosa nasal. La mucosa es una capa muy húmeda que ayuda a proteger el interior de la nariz y los senos y humedece el aire que respira. Durante una infección o irritación inducida por alergia , la mucosa nasal se inflama y se enrojece, y puede producir líquido que gotea. Con irritación prolongada, la mucosa puede formar un pólipo. Un pólipo es un crecimiento redondo (como un pequeño quiste ) que puede bloquear los conductos nasales.

Aunque algunas personas pueden desarrollar pólipos sin problemas nasales previos, a menudo hay un desencadenante para desarrollar pólipos. Estos factores desencadenantes incluyen:

  • Infecciones sinusales crónicas o recurrentes
  • Asma
  • Rinitis alérgica (fiebre del heno)
  • Fibrosis quística
  • Sensibilidad a los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (aine) como el ibuprofeno o la aspirina

Puede haber una tendencia hereditaria para que algunas personas desarrollen pólipos. Esto puede deberse a la forma en que sus genes hacen que su mucosa reaccione a la inflamación.

Síntomas de los pólipos nasales

Los pólipos pueden crecer lo suficiente como para bloquear los conductos nasales, lo que resulta en una congestión crónica. Los síntomas de poliposis nasal pueden incluir los siguientes:

  • Secreción nasal o congestión nasal.
  • Goteo postnasal
  • Olfato o gusto perdidos o debilitados.
  • Dolor de cabeza.
  • Presión en los senos.
  • Roncar por la noche.
  • Dolor o dolores de cabeza también pueden ocurrir si hay una infección sinusal además del pólipo.

Tratamiento para poliposis nasal

Los pólipos nasales no se pueden curar, pero se pueden tratar con medicamentos. Los aerosoles nasales corticosteroides y las píldoras son los medicamentos usados ​​con mayor frecuencia para tratar pólipos nasales. Se pueden recetar antibióticos si el paciente tiene una infección sinusal causada por una bacteria.

Cirugía

Si la condición no mejora o empeora, el paciente puede necesitar cirugía para eliminar los polipos. El tipo de cirugía depende de qué tan severos sean los pólipos. La cirugía sinusal endoscópica es el procedimiento más comúnmente realizado para pólipos nasales. Se trata de una cirugía ambulatoria en la que el cirujano usa un endoscopio (un tubo pequeño y delgado con una luz y una cámara de video), junto con otros instrumentos, para examinar el interior de la nariz, extraer los pólipos nasales y abrir las cavidades nasales drenaje apropiado

Complicaciones de los pólipos nasales

Algunos complicaciones de poliposis nasal incluyen:

  • Infecciones sinusales crónicas (a largo plazo) o frecuentes
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Brotes de asma
  • Visión doble (casos severos)

Prevención de pólipos nasales

No todos podrán prevenir los pólipos nasales. Sin embargo, hay algunas maneras en que puede ayudarse a sí mismo. Las estrategias incluyen lo siguiente:

  • Siga las instrucciones de su médico sobre tomar sus medicamentos para la alergia y el asma.
  • Evite respirar alérgenos en el aire o irritantes que conducen a la inflamación de la nariz y las cavidades sinusales.
  • Practica una buena higiene.
  • Use un humidificador en su hogar para ayudar a humedecer sus pasos respiratorios.
  • Use un enjuague nasal salino o aerosol para eliminar los alérgenos u otros irritantes que pueden causar pólipos nasales.