Por qué zumban los oídos (tinnitus)

Por qué zumban los oídosMuchos se preguntan por qué zumban los oídos, síntoma también conocido como tinnitus.

El tinnitus es la sensación de escuchar un timbre, zumbido, silbido, tronido entre otras cosas. El sonido puede ser intermitente o continuo, y puede variar en potencia. Normalmente es peor cuando el sonido de fondo es bajo, por lo que puedes sufrir más en la noche cuando tratas de dormirte en un cuarto en silencio.

Personas que se preguntan por qué zumban los oídos se preocupan porque creen que se están quedando sordos. No obstante, el tinnitus no provoca pérdida de la audición, ni viceversa.

Algunas instancias del tinnitus son causadas por infecciones o bloqueos en el oído, y el zumbido de oídos puede desaparecer una vez que la causa es tratada.

Por qué zumban los oídos: Causas comunes

Las causas más comunes del por qué zumban los oídos incluyen:

  • Exposición prolongada a sonidos fuertes.
  • Bloqueos en el oído debido al cerumen, una infección, o rara vez, un tumor benigno en el nervio auditivo.
  • Ciertos medicamentos como aspirina, antibióticos, antiinflamatorios, antidepresivos, etc.
  • El proceso natural de envejecimiento, que causa un deterioro de la cóclea.
  • La enfermedad de Meniere.
  • Otosclerosis.
  • Otras condiciones médicas como presión sanguínea alta, enfermedad cardiovascular, problemas circulatorios, anemia, alergias, problemas autoinmunes, y diabetes.
  • Problemas en el cuello o mandíbula.
  • Lesiones en la cabeza o cuello.

El tinnitus puede empeorar en algunas personas que beben alcohol, fuman cigarros, consumen bebidas con cafeína, o comen ciertos alimentos. Por razones no muy claras para los investigadores, el estrés y la fatiga parecen empeorar la tinitus.

Consideraciones

Cerca del 90% de las personas con tinnitus tienen cierto nivel de pérdida de la audición inducida por ruido. El ruido causa un daño permanente en las células sensitivas al sonido en la cóclea, un órgano en forma de espiral en la parte interior del oído.

Carpinteros, pilotos, músicos de rock, trabajadores que reparan calles, entre otros, se encuentran dentro de los trabajos que incrementan el riesgo, al igual que personas que utilizan sierras, pistolas y otros dispositivos que generan ruidos fuertes.