Remedios caseros para el dolor de garganta

Remedios caseros para el dolor de garganta

Muchas veces buscamos remedios caseros para el dolor de garganta queriendo obtener un alivio rápido. En muchos casos un dolor de garganta pueden ser tratado con algunos remedios caseros o medicamentos de venta libre en farmacias, pero si esto no es suficiente y el dolor persiste puede necesitar de tratamiento médico.

El dolor de garganta suele ser muy incomodo puede causar picor o irritación. Suele ser un síntoma de un resfriado o hasta de una condición más severa.

Remedios caseros para el dolor de garganta

  • Hacer gárgaras con agua tibia y sal. Uno de los remedios caseros para el dolor de garganta más conocidos es el agua salada. El agua salada puede ayudar a reducir la inflamación y aflojar el moco, ayudando a la eliminación de las sustancias irritantes. Una cucharadita de sal en una taza de agua suele ser suficiente.
  • Aumentar la ingesta de líquidos. Los líquidos pueden ayudar a diluir las secreciones y aliviar la garganta irritada. Utilización de vaporizador o humidificador. El vapor frio o caliente puede calmar las vías respiratorias inflamadas y la ronquera.
  • La toma de medicamentos antiinflamatorios conocidos como AINE puede ayudar a que se sienta mejor y reduzca la inflamación asociada con el dolor de garganta. Pero asegúrese de seguir las indicación para su administración de estos medicamentos.
  • Pastillas para la tos. Las pastillas de mentol o eucalipto pueden ayudar a estimular la saliva, lo que ayuda a mantener la garganta húmeda. No va a curar el dolor de garganta, pero puede ayudarle a aliviar el dolor temporalmente.
  • Jarabes para la tos. Los jarabes para la tos de venta libre ayudan al alivio del dolor, pero de nueva cuenta asegúrese de tomarlo según las instrucciones de administración.
  • Ingesta de té. Una taza de té caliente pueden ofrecer un alivio para el dolor de garganta. Los tés contienen antioxidantes que se cree ayudan a reforzar el sistema inmunológico y evitar infecciones.
  • Sopas o caldos de pollo. Un remedio casero para el dolor de garganta muy antiguo son las sopas o caldos de pollo.
  • Puede no ser el remedio casero mas rápido para el dolor de garganta, pero el descanso nos puede ayudar a combatir la infección que causo el dolor de garganta.
  • Una cucharada de miel. Otro de los remedios caseros para el dolor de garganta el la miel. El espesor y su textura melosa ayudan a calmar el dolor de garganta, además que se cree posee propiedades antimicrobianas que ayudan a sanar más rápido.

¿Debo de acudir al médico?

La causa más común de dolor de garganta es por infecciones virales, como el resfriado o la gripe. Un dolor de garganta por virus desaparecerá por si solo. Si después de utilizar remedios caseros para el dolor de garganta y parece no estar ayudando, es conveniente visitar al médico si:

  • Dolor severo o que dura mas de dos semanas
  • Dolor de garganta recurrentes
  • Incapacidad para beber suficientes líquidos
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre
  • Bulto en el cuello